martes, 10 de enero de 2017

La procrastinación política también desmoraliza

La declaración de la Asamblea Legislativa de abandono del cargo tardía y sin efecto es una muestra de procrastinación política. Los diputados, a sabiendas que enfrentan a un gobierno autoritario, que desconoce al Poder Legislativo, tuvieron miedo de enfrentarlo con el ejercicio de sus funciones. Lo que es más grave, teniendo el respaldo de la mayoría de los venezolanos. 

Luchar contra un gobierno autoritario, con indicios manifiestos de participación criminal, no es fácil. Pero, la lucha debe darse. La lucha sólo se da peleado. La población representada, aún cuando la confrontación no traiga avances cuantificables, la lucha en sí, tiene un efecto moralizador, tiene el efecto preciso de "estamos luchando. No estamos vencidos". 

Lo que ha sucedido me acuerda una expresión que leí por ahí que cabe para expresar lo que quiero decir "Hay varias maneras de desertar. Uno deserta cuando se retira del frente del batalla, pero, también se deserta, permaneciendo en la línea, sin luchar"